LA HONESTIDAD DEL AGUA

Esta nueva entrada va de cine y tiene su origen en la reciente visión de dos clásicos de gran interés. Una es la corrosiva El Gran Carnaval, de Billy Wilder, protagonizada por el incombustible Kirk Douglas en el año 1951. La otra, la deliciosa Vacaciones en Roma, dirigida por William Wyler y protagonizada por Audrey Hepburn y Gregory Peck, en 1953. Ambos son en mi opinión excelentes filmes.

Sendas producciones tienen, a pesar de sus notables diferencias, mucho en común: con la temática periodística como pretexto, late una reflexión ética sobre la honestidad -incluso con cierta finalidad moralista- en sendas realizaciones.

Mientras que Wilder refleja con toda crudeza el funcionamiento de los mass media en una película en la que el drama es el centro de su historia, Wyler consigue que el espectador de su film esté relajado prácticamente desde el comienzo del mismo, anticipando un happy end casi seguro.

En lo que a nuestro blog atañe, ambas obras enuncian el valor de la honestidad, algo muy útil para profundizar en el proceso de liderazgo. El nuevo líder, el sabio o élder, no mercadea con la verdad ni la utiliza a su antojo. Sabe de los graves riesgos que padecen las personas y sociedades que engañan o se autoengañan, pues no otra cosa es la falta de honestidad.

Veamos un pequeño fragmento de El Gran Carnaval. Después del grave accidente en una cueva de un pobre desgraciado -Leo-, el periodista que protagoniza la historia -Charles Tatum, interpretado por Douglas- ha conseguido situarse en una posición privilegiada frente a los demás periodistas que cubren la noticia, mediante un vergonzoso pacto con el sheriff del lugar. Llevado por la ambición, ha conseguido que el método para salvar a Leo se alargue más días de los que serían imprescindibles, algo que le permitirá prolongar también la exclusiva periodística que ha conseguido.

Sin embargo, el desenlace fatal de la trama no resulta ser el esperado para Tatum, aunque sí para el cinéfilo sensible a la atmósfera que Wilder ha ido creando desde el comienzo.

Frente a Tatum, el arquetipo opuesto se nos aparece personificado en Joe Bradley, periodista que protagoniza Vacaciones en Roma y que interpreta Peck. En este bello cuento de hadas, una hermosa princesa juega a escabullirse -aburrida- de sus altas responsabilidades, algo que es descubierto por un noble reportero y su paparazzo fotográfo, que -sin su consentimiento- consiguen un rico documental gráfico de las más interesantes intimidades reales de la joven e ingenua aristócrata. Después de haberlo vendido a un astronómico precio a una agencia de noticias, las dudas éticas asaltan a Bradley… (bastan los primeros 4 minutos del corte, aunque los 10 minutos son de gran valor).

La referencia espiritual de hoy parte, como en alguna anterior entrada, del Tao Te Ching. En concreto, de su capítulo 8, en que se recomienda desarrollar las cualidades del agua: libertad y bondad.

Bondad

La forma suprema de bondad es como el agua. La bondad del agua es servir a todos los seres sin lucha. Va a los lugares que todos desprecian. (…) A la hora de dar, la bondad se muestra en el amor. A la hora de hablar, la bondad se muestra en la verdad (Tao Te Ching, The Book of Meaning and Life by Lao Tzu. Traducción y comentarios de Richard Wilhelm, citado por Arnold Mindell en Sentados en el fuego, Icaria 2004).

Parece chocante atribuir al agua un valor como la bondad. Para Mindell, “el agua se mueve hacia todos los lugares a los que puede llegar sin lucha alguna. Simplemente fluye y espera hasta encontrar el curso más bajo. (…) La bondad del agua consiste en no juzgar, sino fluir incluso cuando otros temen hacerlo.”

Mientras que algunas personas hacen juicios de rentabilidad egoísta, otras fluyen y se dejan llevar por lo que sienten en el plano emocional más profundo. Así, Tatum no se deja dominar por su sentimiento que le avisa del riesgo para la vida de Leo en El Gran Carnaval, sino que está pensando en lo famoso e importante que puede llegar a ser con su exclusiva. Y no es que no empatice con Leo y sus preocupaciones (su dolor, su espanto ante la inminencia de la muerte), que en varios momentos de la película puede intuirse que sí lo hace: lo que ocurre es que no se deja fluir por ese sentimiento de empatía que obstaculiza su éxito profesional.

Por el contrario, Bradley, conecta con su corazón y siente que, como persona que es, quiere respetar a las demás personas y sus preocupaciones (con independencia de que coincidan con sus intereses y valores). Y eso que siente, lo deja fluir, como hace el agua, convirtiendo en bondadoso su actuar.

Los líderes del siglo XXI, los élderes o sabios, saben conectar con el plano emocional de los acontecimientos de manera que esa conexión les ayuda a sí mismos y a otras personas a ir más allá de sus límites (el ejemplo de Bradley con su compañero fotógrafo es muy elocuente: apenas una frase, un silencio y una mirada, como se aprecia en el vídeo), fluyendo de la misma natural manera en que lo hace el agua.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a LA HONESTIDAD DEL AGUA

  1. Juan Astorga dijo:

    David: La verdad es que cuando el agua fluye hay vida, cuando se estanca muere, es pura química, si nos paramos la muerte es segura y prematura, si nos oxigenamos seguimos vivos, hasta la verdad es química y es que esto está bien inventado…
    Saludos
    Juan Astorga

  2. José Rafael Rich Ruiz dijo:

    Muy buena reflexión, David. La honestidad es un valor fundamental en el liderazgo…sobre todo a largo plazo. Como se suele decir “la mentira tiene las patas muy cortas”. El líder deshonesto puede encontrar rentabilidad en el corto plazo, pero a la larga esta perdido. Creo que los tiempos que vienen nos demostrarán este axioma. Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s